LFGP

Dispositivos electrónicos

Aunque la Unión Europea haya quitado el roaming recientemente, llamar por teléfono desde el extranjero nos da respeto pues no sabemos exactamente lo que va a costar, y dejamos el teléfono en casa para evitar tentaciones. Pero en la época en la que estamos no se puede vivir desconectado, y menos en un país desconocido y moviéndote en bicicleta. El teléfono te permite llamar a la familia o, teniéndolo desconectado echarle un vistazo al GPS, o llamar a quien haga falta si tienes algún problema (si es solo un pinchazo no hace falta que llames… mira en la sección de averías). Pero tampoco te agobies con eso. Nosotros hemos estado en Zambia, con el 4x4 averiado al borde del parque nacional de Kafue, sin cobertura, a dos días de camino de una ciudad importante, y hemos salido adelante. Ciertamente es recomendable, pero tampoco tengas todas tus esperanzas puestas en él: es solo un teléfono.
Lo que solemos hacer es llevar un teléfono liberalizado (no comprometido con ninguna compañía y, el día que llegamos nos metemos en un centro comercial y buscamos una tienda de telefonía móvil. Compramos una tarjeta SIM de prepago, la más cara que haya, o la cargamos con un poco más de saldo, y santo remedio. Para mandar SMS a casa es más que suficiente. Sin embargo en muchas ocasiones ni siquiera lo hacemos, vamos con poco tiempo y meternos en un centro comercial… no sentimos la necesidad de hacerlo.
Si quieres llevar GPS (mirar sección mapas), la tableta, el ordenador o esas cosas… recuerda que pesa y que, en algunos países, el servicio WIFI no es generalizado. Es raro que un hotel que se contrata por internet no disponga de conexión, al menos en el vestíbulo. Sea del modo que sea no vas a hacer el mismo uso que harías en casa, por eso en determinados destinos debes pensarte si merece la pena llevar una cosa tan cara y probablemente inútil. Nuestra recomendación es una tabletilla pequeña por pareja (7-10 pulgadas), un teléfono móvil, tu cámara de fotos o de vídeo compacta, unas baterías y unas tarjetas SD de recambio.
Si eres un lector apasionado, de los que devoran dos o tres libros a la semanas, la mejor opción es un libro electrónico. Pesa poco y lleva archivado toda la literatura que necesitas. Nosotros siempre nos hacemos el propósito de leer textos relacionados con el país y, sin embargo, la realidad es que llegamos tan fatigados que no somos capaces de leer nada. Caemos sobre la cama y apenas parpadeamos tres veces. Por eso hemos cambiado nuestras rutinas, y leemos textos del país en los meses previos, para ir ambientándonos.
Los enchufes son el claro ejemplo de que el ser humano es incapaz de ponerse de acuerdo con sus semejantes. A todo lo largo del mundo encontrarás diferentes tipos, y la única recomendación que podemos hacerte, es que hagas una búsqueda en internet antes del viaje. Las fotos serán muy clasificadoras.
Mosquiteras
Repelente mosquitos (permetrina 5%)
Cuerda (para tender o sujetar el mosquitero)
Documentos (pasaporte/visa/dinero)
Riñonera
Móvil/cargador
Tablet vs. portatil
Libreta
Bolígrafo/lapiz
Pinzas ropa
Jabón lavar
Frutos secos
Barritas energéticas
Naipes, juegos de mesa, etc. (1 por grupo)
Mechero (por grupo)
Lectura
Guía, mapas (1 por grupo)
Plato/vasos/cubiertos
Mantel (1 por grupo)
Navaja (1 por grupo)
Paño loza (1 por grupo)
Tablita cortar (1 por grupo)
Seguro de viaje
Si decides llevar todo el dinero en metálico… tienes que decidir dónde. Las alforjas está demasiado lejos, fuera de tu campo de visión, y poco controlado. Una riñonera te incomoda durante el pedaleo, por lo que solemos llevarlo en la alforjita anterior. Es importante tener en cuenta que puede llover, por lo que debe ser impermeable (Lo mismo ocurre con el pasaporte).
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 España